Explicación de la incontinencia

Incontinencia urinaria: hechos relativos a la incontinencia

La incontinencia urinaria masculina puede parecer un tema tabú. Tendemos a pensar que es un indicio del envejecimiento y que nos hace parecer débiles. Sin embargo, hay muchas causas de la pérdida del control de la vejiga. Una visita a su médico de cabecera podrá sentar la base para un tratamiento adecuado y una mejora de su calidad de vida – lo que incluye encontrar el producto adecuado para la incontinencia que se adapte a sus necesidades.

Qué es la incontinencia?

La incontinencia urinaria, a menudo llamada “pérdida del control de la vejiga”, es un problema común que impide que pueda controlar la expulsión de orina. La pérdida de orina puede variar entre una gota o dos hasta el contenido entero de la vejiga.

Hay muchas causas potenciales y éstas pueden variar enormemente. La causa más común de la incontinencia masculina es una próstata agrandada (hiperplasia prostática benigna). La cirugía de la próstata a causa de un cáncer prostático también podría provocar una pérdida del control de la vejiga.

La incontinencia por estrés puede ser causada por trabajo físico pesado, como el levantamiento de grandes cargas, que podría dañar el suelo pélvico. La incontinencia también puede ser causada por una retención excesiva en la vejiga, una presión demasiado fuerte al orinar o simplemente por ir al inodoro demasiadas veces, dañando los nervios y los músculos de la vejiga. Levantar las compras o a su niño para sentarlo en un asiento podría ser suficiente para sentir un goteo.

La diabetes puede dañar los nervios que controlan la función de la vejiga, induciendo a una vejiga incontrolable. Esto significa que su vejiga podría rebosar sin previo aviso o que siente una necesidad tan urgente y repentina de orinar que no le da tiempo a ir al inodoro.

Las infecciones del tracto urinario o las infecciones de la vejiga pueden causar un estrechamiento del tracto urinario (uretra) o del cuello de la vejiga, al igual que cálculos urinarios (cálculos renales) o daños provocados por un catéter.

leer más

No es la solución definitiva

Usted no es el único.
Únase a nuestra comunidad